Tipos de vinos de jerez

Hoy hemos llegado al tan esperado post acerca de los tipos de vinos de jerez. Sé que ha tardado, pero aquí estamos, comentando acerca de los tipos de vinos de jerez para que vosotros podáis aprender más acerca de sus diferencias. Así que antes de nada, lanzo la pregunta: ¿Ya oísteis hablar de términos como manzanilla, fino, oloroso, amontillado, y palo cortado? Bueno, estamos aquí para contártelo.

Primitivo Collantes

Vinos de jerez

La historia de los vinos de Jerez se remonta a los fenicios, hace más de 3000 años. Dicen que fueron ellos los que cultivaron las primeras cepas en el sur del país. Aunque fue solamente en el siglo XII, cuando se empieza a exportar a Inglaterra, que el vino adquiere la fama y reputación que se le otorga hoy en día.

Tipos

Ya hemos hablado acerca de la elaboración de estos vinos, diferenciando entre la crianza biológica y la oxidativa – y explicando el sistema de criaderas y soleras – . Hoy vamos a concentrarnos en los tipos de vinos de jerez, que no son pocos.

El fino… y la manzanilla

Todo vino de jerez joven, un vino ligero y bastante delicado, es conocido y se le llama popularmente y también oficialmente como “fino”. Pero también existe un vino elaborado de forma idéntica, conocido como “manzanilla”. ¿Cuál es la diferencia?

La manzanilla y el fino son vinos blancos fortificados con métodos de elaboración iguales, pero con una diferencia importante: la manzanilla solo se puede elaborar en Sanlúcar de Barrameda, y el fino se elabora en el Marco de Jerez, que incluye Jerez de la Frontera y otras zonas de producción, que son: el Puerto de Santa María, Sanlúcar de Barrameda, Trebujena, Chipiona, Rota, Puerto Real, Chiclana de la Frontera y Lebrija.


Ambos se elaboran en botas (barricas) y pasan por el sistema ya explicado antes de soleras y criaderas. Se llenan las botas de vino a ¾ partes de su capacidad, y poco a poco se va extrayendo parte del contenido de las barricas que están en el suelo (de ahí el nombre “solera”). Estas ¾ partes de la barrica están llenas de vino, y  ¼ de la barrica está vacía, dando espacio suficiente para que se crie una capa de levadura conocida en esta zona como “velo de flor”.  Esta se desarrolla por la presencia del oxígeno pero también se necesita alcohol para su desarrollo, pero no nos pasemos.

Si el grado alcohólico supera los 15,5% vol., el velo de flor muere, dando paso a la crianza oxidativa.

El velo de flor no es más que una capa de levadura que preserva el vino del contacto con el oxígeno. De esta forma se obtiene un vino de color claro, ligero, con aromas de cítricos, almendras y herbáceos, así como las notas derivadas de la acción de la flor que son de panadería/bollería. En boca tiene un toque salino muy característico de los vinos de esta DO.

Es importante también decir que tanto la manzanilla como el fino de Jerez de la Frontera se elaboran con la variedad palomino, a diferencia de Montilla-Moriles, que se elabora con la varietal pedro-ximenez, pero esto ya explicaremos en un otro post.

Oloroso

La diferencia principal entre un fino/manzanilla y un oloroso es que los vinos con denominación “oloroso” son vinos que maduran en contacto con el aire y se encabezan, es decir, se les adiciona alcohol vínico de más de 17º para evitar la creación del velo de flor.

El oloroso también se elabora con el sistema de criaderas y soleras, con la diferencia que al no tener el velo de flor, es un vino con crianza oxidativa, que se envejece en botas con gran porosidad.

El oloroso se elabora únicamente con la variedad palomino.

Amontillado

Aquí tenemos un vino mucho más complejo, oscuro y complicado. ¿Complicado por qué? Porque, por razones biológicas, el amontillado se torna amontillado porque desaparece su velo de flor. Una vez terminada la crianza biológica se encabeza con alcohol al 17% vol para matar la flor y empieza un periodo de crianza oxidativa..

El amontillado es un vino que se elabora apenas con la variedad palomino.

Palo Cortado

El último de los vinos secos de jerez en esta lista es el denominado palo-cortado. Es un vino que se denomina así porque en sus inicios fue fino y, por sus peculiaridades, se destina a palo cortado.

Su nombre es así por la forma en que el enólogo marca la bota para identificarlo: un dibujo de un palo oblicuo.

Realmente la historia cuenta que sus orígenes son muy antiguos; vienen de aquellos tiempos en lo que los vinos fermentaban en botas y por tanto había múltiples variables que aportaban las sutiles diferencias en cada tipo de vino.

El vino palo cortado se encabeza igualmente que los otros, por encima de los 17º de alcohol para reducirlo a una crianza oxidativa. Son elaborados solamente con la variedad palomino.

Curiosidad

¿De qué se alimentan las diferentes cepas de levaduras responsables de mantener la flor en los vinos de crianza biológica?

Del alcohol y de otros nutrientes presentes en el vino, de oxígeno de la atmósfera para producir dióxido de carbono y acetaldehído.  Este último es el que les da a los vinos de jerez de crianza biológica su particular sabor.

Para su desarrollo la flor necesita un equilibrio y control en los niveles de alcohol, humedad y temperatura.

Porque Vinálogos también es cultura

¿Por qué “vinos de jerez” se escribe con minúscula?

La respuesta viene de Fundeu. Porque es un tipo de vino.

Según ellos, la regla marca:

  • Las denominaciones se escriben con mayúscula inicial.
  • Los tipos de vinos con minúscula inicial: un jerez, los riojas, el borgoña, el lambrusco, el cava…
  • Los nombres genéricos de aguardientes y licores con minúscula inicial: armagnac, coñac, bourbon, curaçao…
  • Las marcas de aguardientes y licores con mayúscula inicial: Cointreau, Chartreuse, Chivas…
  • Los nombres de las cepas con minúscula inicial: merlot, malbec, tempranillo, airén…

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.