La Pedro Ximénez

Porque ya hemos hablado de la palomino. Y este fin de semana he estado en la fiesta de la Manzanilla. Así que como ya hemos hablado de la uva mítica de la manzanilla, vamos a dedicar este post a otra uva emblemática de los vinos de Jerez, la Pedro Ximénez.

La Pedro Ximénez es una variedad de uva blanca, extendida por el sur de España. En la DO Montilla Moriles se considera una variedad autóctona, dados sus 500 años de cultivo. Es una cepa con alta concentración de azúcares y baja acidez, excelente para elaborar los vinos generosos dulces.

Origen

Su origen es incierto. Dice la leyenda que la Pedro Ximénez desciende de una variedad procedente de la cuenca del rio Rhin, traída por el soldado Peter Siemens, que quizás perteneciese a la cepa riesling (otros dice que la elbing). Dadas las condiciones climáticas a las que se adapta una riesling, es difícil imaginar que se adapte en un clima tan extremo como el de Andalucía.

Además,las características morfológicas y ampelográficas de esta variedad no se parecen a nada a las cultivadas en Alemania. Los últimos análisis comparativos de ADN subrayan esta diferencia.

Otra teoría es que puede ser originaria de las Islas Canarias, descendiente de la Malvasía, de la Isla de Lanzarote. La última tesis reciente apunta a que esta uva puede ser mediterránea, y que pudo originarse en algún punto de Andalucía. Probablemente descendería de la uva de mesa árabe llamada Gibi.

Nombre

El origen de su nombre procede de un soldado flamenco que combatió en el ejército de Carlos I. Su nombre era Peter Siemens, y fue quien trajo estas cepas de la región alemana del Rhin. Dicha cepa, conocida en Alemania como “elbling” o “weissable”, se ha aclimatado muy bien al clima andaluz. Con el tiempo, su nombre Peter pasó a ser conocido como Pedro y Siemens por Ximén. Ximenez vino más tarde.

La cepa

Es una cepa vigorosa, que tolera muy bien el calor y agradece los tiempos soleados. Por otro lado es sensible al oídio, y muy frágil en condiciones adversas, es decir, con mucha lluvia y humedad. Por ello se teme la aparición de la botrytis y mildiú.

Los racimos son grandes, las bayas esféricas, de color verde amarillo y con un hollejo grueso. Dadas las altas temperaturas que sufre, no es fácil de prever que la gradación alcohólica de esta uva sea muy alta.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *