WWOOF – Replantando vides para protegerse de la yesca

Wwoof in Champlite

La aventura wwoof continúa. Estos últimos dos días hizo buen tiempo aquí en Champlitte. No nos pasemos. Cuando hablo de buen tiempo me refiero a que no ha llovido, ni nevado. Tuvimos algunos rayos de sol y la tierra ya no está súper húmeda como los otros días. Mis katiuskas llegan a casa sin mucha tierra. No sé si he contado esto antes, pero los primeros días terminé con tierra en toda la bota, incluso en mis vaqueros. Como era lunes ya desistí de lavar toda la ropa de trabajo hasta el viernes.

En estos días Pascal me dijo que había solicitado unos pies de vides de Pinot Noir, Pinot Gris y Auxerrois. ¿Para qué? Bueno, nos hemos dedicado a replantar cepas que fueron atacadas en el la temporada pasada por la yesca.

Antes de explicar en qué consistió mi trabajo de estos días, déjame primero explicar un poco sobre lo que he aprendido.

¿Qué es la yesca?

La yesca, conocida también como enfermedad de la madera, es una plaga dada por hongos que poco a poco van devorando la cepa. En general, yesca es un nombre genérico que los agricultores dan a diversas enfermedades de la madera de la vid, ya que propician unas cien especies de hongos distintos.

Esta plaga, muy antigua, estuvo apartada de los viñedos de la región durante mucho tiempo, pero, según Pascal, ha vuelto hace un par de años y le está le causando ciertas pérdidas.

Plantando la vid – wwoof

¿Por qué replantar?

Para mantener el viñedo en pleno rendimiento es conveniente replantar las cepas perdidas. Es un trabajo a largo plazo, ya que cada pie replantado de vid no dará uvas hasta pasados 2 años. Me comenta Pascal que primeramente hay que mantener las vides podando lo máximo posible y manteniendo solo dos ramificaciones hasta que estén lo suficientemente fuertes para crecer.

Nosotros no hemos replantado exactamente las mismas vides que allí estaban, sino que hemos mezclado alternativamente una cepa de Pinot Gris con otra de Auxerrois en medio del viñedo de uvas blancas. Me decía que esta plaga se extiende fácilmente en el viñedo, sin embargo la cepa de Pinot Gris es resistente y se mantuvo intacta cuando esto pasó. Así que la idea era plantar una cepa de Pinot Gris de cuando en cuando en el viñedo que posiblemente, si la yesca ataca nuevamente, puede que se pare de extender si hay una cepa de Pinot Gris de por medio.

Plantando la vid – wwoof

¿Cómo se planta?

Bueno, ahora empieza la parte divertida. O por lo menos con la que más disfruté. Teníamos que coger el pie de la vid y primero cortar su raíz, dejando aproximadamente unos 5 cm de raíz para plantar. Elegíamos el sitio en el viñedo donde íbamos a plantar – generalmente uno donde la cepa fue atacada y había que retirarla.

Plantando la vid – wwoof

Allí utilizábamos la azada para quitar la tierra y hacer un agujero relativamente profundo. Cogíamos un palo de madera y lo introducíamos en el agujero. Se martilla el palo para que vaya entrando en la tierra. Una vez hecho, cogíamos el pie de vid y lo poníamos al lado del palo, llenábamos con la tierra que habíamos retirado y voilá! ¡Hemos plantado una vid!

Plantando la vid – wwoof

La cepa tiene que ser enterrada casi entera, dejando solo la punta fuera. De esta forma, queda protegida por la tierra y tiene menos riesgo de morir en el proceso.

Plantando la vid – wwoof

Mis últimos dos días aquí en Champlitte estuve haciendo esto. Cavando agujeros y plantando cepas. Fue divertido. Pero también cansino. Se exige mucha fuerza y mucha determinación para seguir con este trabajo. Hace un frio tremendo. Claro que cuando empezamos a trabajar el frio pasa enseguida pero a nada que pares, el frio entra de nuevo en el cuerpo.

Llevo varios días con agujetas en el cuerpo pero no desisto. La experiencia está siendo fantástica y estoy aprendiendo mucho.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.