La riesling y la Mosela

Una de las regiones más emblemáticas vitivinícolas de Alemania sin duda es Mosela. También conocida como Mosel, esta región está cortada por el famoso río Mosel, que nace en Francia y desemboca en Alemania. Tiene una longitud de unos 250 km y se une al Rhin en su camino al mar del norte. Es a lo largo de este río donde encontramos los viñedos en pendiente de riesling más clásicos del mundo.

Mosela es increíble. El paisaje es la unión de varias colinas de viñedos que terminan por donde corre el río. Son 8 km continuos de viñas y viñas y los ojos no alcanzan a ver dónde terminan.  La combinación geológica, geográfica, climatológica e histórica es lo que hace que esta región vitivinícola sea única.

Las uvas del valle de Mosel

Riesling, riesling y riesling. Bueno hay más. Pero la riesling es la reina con diferencia. Llega a representar 60% de toda la superficie plantada. Pero no solo de riesling vive la Mosela. En la región también podemos encontrar otras variedades. Entre ellas están la elbing, pinot blanc, pinot gris, kerner y auxerrois. Bueno, también encontrarás la pinot noir y la chardonnay a menudo en los vinos espumosos de Deutscher Sekt.

Notas de cata de una mosela riesling

Como hemos explicado los vinos de Mosel varían de seco a dulce. Sin embargo los aromas primarios y el perfil de sabor son en cierta forma fáciles de identificar. Los riesling de Mosel son grandes vinos para catas a ciegas.

  • Fase visual –  los vinos varían desde un amarillo pajizo pálido hasta un color amarillo intenso. Los vinos más intensos pueden ser un indicativo de que la fermentación se realizó con los hollejos o de que llevan muchos años de guardia.
  • Fase olfativa – los vinos jóvenes suelen tener aromas a lima, miel y a veces notas minerales. A medida que los vinos envejecen, revelan aromas fuertes a miel, albaricoque, limón y gasolina. El aroma a gasolina puede ser desagradable para algunos, sin embargo es un indicador de un clásico riesling alemán.
  • Fase gustativa – los riesling son muy estructurados. Tiene una acidez intensamente alta, generalmente equilibrados y con un cierto nivel de dulzura. Cuando los vinos son secos presentan notas a frutas de hueso. La acidez persiste en la boca junto a notas especiadas.

¿Cuánto tiempo puedo mantener un riesling en mi cava?

El riesling alemán es muy famoso por envejecer bien. Un vino de calidad de esta región puede sobrevivir hasta 40 años. Pero si lo tuyo no es comprar vinos muy caros, os puedo decir que los vinos de precio más modesto pueden envejecer hasta 5 años bien y desarrollar un tono dorado profundo con fuertes tonos aromáticos a miel y petróleo.

Clasificación por añada

Las regiones vitivinícolas donde predomina el clima frío tienden a ser más susceptibles a la variación de las condiciones climáticas. Esto pasa en el valle de Mosel, y por eso cuando compramos un vino de allí, especialmente si tenemos la intención de guardarlo unos años en nuestra cava particular, conviene buscarlo considerando también los años de buenas cosechas.

Posiblemente los grandes productores de la región sigan elaborando vinos de gran calidad en los años de añada más flojos, pero los vinos de precios más asequibles suelen sufrir una pérdida de calidad. Las grandes añadas, como la de 2015, ofrecen vinos increíbles en todos los rangos de precio. Sin embargo añadas peores, como fue por ejemplo la de 2016, requieren más perspicacia para encontrarlos.

La información acerca de las añadas la he sacado del blog de Wine Folly, con sus respectivos comentarios. Aunque es posible encontrar esta información también en Wine Spectator. Las calificaciones entre uno y otro varían, pero las notas al respecto de la añada son las mismas.

Clasificación de añadas en Alemania (2006 – 2016)

  • 2016 – 7+ – problemas con lluvia e insectos, pero cosecha resistente.
  • 2015 – 10 Excepcional. Añada sin reproches.
  • 2014 – 9 – añada más fresca en general, lo que indica que los vinos poseen más acidez y por consecuencia envejecen bien.
  • 2013 – 8 Dado los problemas con la lluvia y la podredumbre, muchos viticultores pequeños tuvieron más problemas con la cosecha. Sin embargo a los grandes les fue mejor.
  • 2012 – 7 Parece ser que el racimo de la uva no se desarrolló todo lo bien que debería.
  • 2011 – 9+ Una gran añada aunque se adelantó un poco. Los vinos de esta cosecha están muy bien estructurados.
  • 2010 – 8 – Una cosecha desafiante para la madurez pero puede durar bastante en guardia. Pero por favor, no te pases y los guardes durante 40 años.
  • 2009 – 9 – Año muy cálido. La uva salió con una calidad magnífica y con más azucares.
  • 2008 – 9 Otra buena cosecha aunque dio vinos más herbáceos.
  • 2007- 10 – Excepcional. Otra añada sin reproches. Para ser guardados.
  • 2006 7+ – La cosecha aunque parece que empezó bien, no terminó como debería. Así que si compras algún vino de este año, aconsejo que sean los secos, que tienen más pinta de pertenecer a la primera parte de la cosecha.

¿Qué hago ahora con esta información?

Obviamente ahora estarás pensando qué hacer con tanta información y cómo utilizarla. Bueno, al igual que Madeline, aunque quizás con diferencias, te puedo decir qué haría yo para empezar con la compra de estos vinos:

  • 10 – Si tengo dinero para gastar, no me lo pensaría. Compraría cajas y las guardaría, muchas.
  • 9 – También compraría para guardar. Aunque si me apetece bebérmelas no me daría tanta pena abrirlas 6 meses después de la compra. O en el mismo día.
  • 8 – Compraría para beberla pronto. Y quizás, dependiendo del precio, compraría para los vinos de todos los días.
  • 7 – No las compraría. Pero si es la que queda, buscaría un productor conocido y bueno, que por lo menos me garantizase que el vino está correcto. En este caso, miraría mucho el precio.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.