Albariño – la reina de Galicia –

Antes de seguir hablando sobre las regiones de la riesling, me gustaría dedicar esta semana a una uva muy especial para mí. He elegido hablar sobre ella justamente porque el día 1 de agosto es su día. Los aficionados a las uvas vitivinícolas saben muy bien de quién hablo. La uva en cuestión es española, más bien gallega; y muy famosa en todo el territorio. Sí,  estamos hablando del albariño.

Portugal vs España

El albariño es una uva blanca excelente.   Con ella se elabora uno de los blancos más famosos de España y también de Portugal.  Se cultiva en Galicia, España y en la región del Minho en Portugal. Un hecho interesante acerca del albariño es que se intentó su cultivo  en otras regiones sin éxito. Tanto en el Minho como en Galicia llueve mucho y la uva es cosechada aun cuando tiene un buen nivel de acidez. Así se evita la podredumbre.

En Portugal esta uva es utilizada para producir Vinho Verde, pero gran parte de este vino es elaborado mezclando varios tipos de uvas. Por ello, solo los “Vinhos verdes” producidos con 100% de esta varietal puede llevar el nombre albariño en la etiqueta.

Un dato interesante es que en Portugal la grafía de esta varietal es distinta. En las etiquetas de las botellas veremos Alvarinho, con la V y la NH.

En general se considera que los albariños son los mejores “vinhos verdes”, más elegantes y con mayor graduación alcohólica. De esta forma, encontrar la palabra albariño en la etiqueta de un Vinho Verde ya es buena señal.

El albariño español, aunque elaborado con la misma uva, es muy distinto del portugués. Como he dicho, está considerado como uno de los mejores vinos blancos de España. Muy elegante, con cuerpo medio y sin aquella punta de aguja que se nota en el vino portugués.  En resumen: son suaves, secos y ligeros.

Infográfico elaborado por Wine Folly

Aromas

Los aromas del albariño son bastante cítricos. Pueden variar entre el limón, corteza de limón, naranja, nectarina o también un toque de manzana. Posee también muchos aromas florales y este toque a fruta de hueso. Puede presentar también notas especiadas o toques salinos dado su proximidad al mar.

El terroir del albariño

Galicia es quizás una de las regiones más frescas y lluviosas de España, y justamente las Rías Baixas, donde el albariño crece, están en la costa. Quizás por ello se dice que la uva tiene una gran salinidad y mineralidad. En esta zona prevalecen los suelos de granito arenoso, justo el que se cree que es el tipo idóneo para el crecimiento de esta cepa.

En las regiones más cálidas, con suelos de arcilla, se notará que los vinos de albariño tendrán una característica a fruta más madura. Fruta de hueso y tropicales son los aromas dominantes de este tipo de suelo. También se observa un menor grado de acidez.

Sin embargo, en las regiones más frías, con los suelos arenosos como hemos señalado antes, el albariño se desarrollará con características más cítricas (lima, limón, pomelo) y con más acidez.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *