Eudaimonia; la vendimia y el sentido de la felicidad

La vendimia ya se acabó, y para quien me sigue en Instagram, sabe que estuve publicando casi que diariamente fotos de los mejores momentos que he pasado en La Grange de Bouys. Ahora bien, tras casi una semana de mi regreso, no puedo dejar pasar el poder expresar a través de palabras el momento más mágico del año. Porque sí, este año fue mágico… principalmente tras estos meses de locos que hemos tenido.

Una vendimia tras el confinamiento

Creo que jamás he escrito acerca de los meses de confinamiento antes en este blog. Creo que jamás he expresado, dicho, hablado sobre cómo fue pasar 99 días dentro de 38 metros cuadrados, con la familia del otro lado del océano y todas las personas importantes a miles de kilómetros. También creo que hasta el momento no había dado mucha importancia. Estaba tratando de sobrevivir, y restar importancia a esta falta de libertad inminente que todos experimentamos.

Ir a Francia, ver a Stephane y a Florance, poder reencontrar a todos, fue sin duda un soplo de aire fresco que he tenido este año. Creo que no me había dado cuenta hasta entonces de lo cargada emocionalmente que estaba con todo esto. Llegar allí, ver a la gente, tener esta mirada empática, era realmente todo lo que necesitaba. La vendimia era mi terapia.

Vendimia 2020
Otras actividades

Obviamente estar confinado en una granja, en un cultivo vinícola es muy distinto de un piso enano en el centro de una gran ciudad. Todo se vive distinto, todo se trata de otra forma. La semana allí era como si estuviera en el país de las maravillas, en un universo paralelo donde el COVID no existía. Obviamente se tomaron medidas, pero a veces simplemente dejar de hablar sobre este tema, te da un respiro inigualable.

Vendimia

La vendimia de este año me recordó a la de 2017. Ha legado antes del momento y yo, para el caso, llegué tarde. Me dio tanta pena no poder estar allí desde los primeros días… pero tendré que decir, que Stephane había guardado unas uvas para mí… y para mucho de sus amigos que también irían para ayudar en la recolecta.

Este año hemos recorrido las uvas injertada hace un par de años en el viñedo de Stephane. Se trata de variedades autóctonas de Languedoc que, por motivos históricos han desaparecido.

Investigación de uvas autóctonas

Stephane se dedicó durante años a verificar cuales eran las variedades autóctonas y que mejor se desarrollaban en el terroir de Languedoc, buscando expertos, leyendo libros e investigando por cuenta propia. Ahí ha llegado a las uvas terret noir, morrastel (graciano en España), áspiran noir, cinsault oeillade, mouvèdre (monastrel en España), entre otras. Todas estas uvas fueron injertadas con ayuda de expertos, con la intención de elaborar vinos autóctonos históricamente y también adaptables a las condiciones actuales.

Es increíble la cantidad y la calidad de uvas que hemos recorrido en unas pocas horas. Estoy segura que estos nuevos vinos que van a surgir serán de una calidad excepcional.

Vendimia 2020
Momentazos Grange de Bouys

Vendimia y filosofía

Todos los años tengo la sensación que retornar a La Grange de Bouys es especial por algo. Siempre hay un motivo, una enseñanza, una persona nueva. Las condiciones extraordinarias que hemos vivido este año han hecho con que mi estancia ya fuera extraordinaria en sí.

Se trata de mirar a lo mismo con diferentes ojos… de reflexionar acerca del entorno y dar un nuevo significado a todo aquello que nos rodea.

A Stephane le gusta la filosofía, y la realidad es que a mí también me chifla. Todos los años siento que mi estancia allí es fructífera en todos los aspectos: aprendo más de vino, aprendo más de mí, aprendo más de los otros y de cómo interactuar mejor con la naturaleza. En otras palabras, aprendo a vivir… uno de los grandes debates filosóficos de todos los tiempos.

La filosofía que otra cosa es sino el arte de enseñar uno a vivir.

Vendimia 2020
Comida en familia

Eudaimonia

Hace años he tenido un profesor de filosofía en Brasil que intentaba explicarme el significado de la palabra Eudaimonia. Simplificando bastante, Eudaimonia era la palabra utilizada por Platón y Aristóteles que hoy se aproxima a nuestro concepto de felicidad. Pero una felicidad con plenitud, un concepto un tanto complicado de definir utilizando simplemente la palabra “felicidad”.

 Pero entonces, ¿qué es la felicidad?

Decía mi profesor que “la felicidad es un instante en que no quieres que se acabe”. Hete aquí mi definición de la vendimia de este año: “un instante que no quería que se acabara”. Da igual e l calor, da igual los mosquitos o las picaduras de abejas. Da igual los trabajo en la tierra que te sacan ampollas de los dedos, da igual cargar cajas… todo esto es bienvenido, todo esto es disfrutado porque me siento feliz, plena, y completa allí.

Vendimia 2020
Resultado de dos horas

Por ello, no he podido dejar de fuera del título de este post la palabra Eudaimonia. Porque si ella existe en algún lugar del universo, estoy segura que ella está en La Grange de Bouys.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.