¿Qué bodegas visitar en Oporto?

Vino de Oporto, Vinálogos

Para aquellos que van por primera vez a Oporto, hemos preparado una mini guía de Bodegas que visitar cuando estén allí. Para los experimentados en la ciudad también hemos preparado sugerencias de visitas más exclusivas y ofertas más variadas e interesantes.

Vila Nova de Gaia

Está en la orilla sur, y allí también están las instalaciones de las principales bodegas locales. Si Oporto es la ciudad histórica que da nombre a los vinos más famosos del país,  la Vila Nova de Gaia es el centro neurálgico de dichos vinos.

Se puede llegar tomando un crucero por el río Duero desde la orilla norte o la orilla sur. Otra perspectiva para apreciar las vistas es la que tiene situado al lado del monasterio de la Serra do Pilar, con el río Gaia en primer plano y la ciudad de Oporto detrás. Hay decenas de bodegas para visitar, todas ellas interesantes.

Infográfico elaborado por Wine Folly

Bodegas

Puedes empezar su visita en la Bodega Ferreira y Sandeman. Son unas de las Bodegas más concurridas de la zona y ambas pertenecen al grupo Sogrape Vinhos. Ofrecen la posibilidad de visitas combinadas, en la que también se puede incluir la Bodega Offley, otra marca del mismo grupo.

Ferreira y Sandeman enseñarán un poco acerca de la historia de estas dos firmas, así como los secretos de la diversidad de los vinos de Oporto. Obviamente el tour se termina probando por lo menos dos copas de los famosos vinos producidos por ellos. Es posible realizar catas más largas, con vinos más exclusivos de la bodega.

Otra de las marcas míticas de la zona es Graham’s, marca de referencia del grupo Symington. La visita incluye una pequeña sala museo con algunas curiosidades y la bodega, donde destacan los botelleros y la nave de barricas. La visita termina con la cata de 3 vinos. También hay posibilidades de contratar una cata más amplia y se recomienda mucho comer en la terraza Vinum Restaurant & Wine Bar, que tiene vistas al Duero y a la ciudad.

Taylor’s es otra gran marca que pertenece al grupo Croft. Sus tradicionales instalaciones permiten ver cómo es la elaboración del vino, sus diversos estilos, su envejecimiento y la historia de esta firma. Como todas las otras, la visita se termina con una cata.

Puedes completar la visita comiendo en el restaurante Barão Fladgate, en las mismas instalaciones. Así como Graham, tiene una terraza con maravillosas vistas.

Las menos masificadas

Hemos hablado sobre las visitas a bodegas muy conocidas. Lo cierto es que si vas en temporada alta puedes agobiarte mucho. Hay muchísima gente, las visitas son para grupos de 50 personas o más y todo parece un caos. No es que no valga la pena, pero mucha gente prefiere hacer visitas menos masificadas, buscando más detalle.

Dado la fama de Oporto, la verdad es que es difícil encontrar opciones así cerquita de la ciudad. Pero si tienes coche y puedes desplazarte, sugiero que vayas a Cima Corgo, región reconocida como la parte de la DO que produce las mejores uvas y vinos. Ahí empezarás a ver las quintas más distinguidas de algunas de las bodegas más importantes de Oporto.

Una indicación de mi amiga Luisa Colombo que vive en Oporto es hacer la visita a Quinta do Seixo en el alto Duero. Las visitas van desde las más convencionales hasta experiencias más singulares. Un ejemplo es la posibilidad de hacer picnic en los viñedos centenarios de la finca, en un ambiente de total relajación. ¡Vamos!, que si te apetece puedes hasta sacar una siesta en este idílico paisaje.

Otras sugerencias

Si estás cansado de Oportos, puedes visitar la Quinta do Pôpa, una bodega familiar que se dedica a producción de vinos tranquilos con DOC Douro. Durante la vendimia se puede ver cómo se elabora parte de la cosecha a la manera tradicional. Es decir, pisando uvas. Y podrás, obviamente, probar los vinos mientras disfrutas de las vistas del río.

Otra sugerencia es la Quinta do Panascal. Fue una de las primeras quintas en abrirse a las visitas, en 1992. Lo curioso es que dispone de un sistema de audioguía para que cualquiera se pasee por los viñedos y disfrute de forma íntima del panorama de la Quinta. También posee más oferta enoturística. Un ejemplo son los cruceros por el río Duero y Távora. También hay paseos en canoa o los juegos tradicionales. Si lo que te gusta es la gastronomía puedes optar por un menu gourmet.

Para los fans de las bicis

Ahí no puede faltar una visita a Quinta do Vallado, en el Baixo Corgo. Un moderno y completo proyecto enoturístico que incluye un buen restaurante, bodega y viñedos. Si quieres hacer la visita sobre dos ruedas, tienes que entrar en contacto con GoOn Bike y contratar una excursión guiada en bicicleta.

¿Qué son las quintas?

Las Quintas son como popularmente se conocen las fincas.  

Allí se encuentran los viñedos de las compañías y también las bodegas de elaboración. Las bodegas en portugués se llaman Adegas. En las DO Porto o Douro, estas quintas se hallan en un sitio determinado. En este caso, aguas arriba del río Duero.

 

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.