Oporto, ¿vino o ciudad?

Y aquí estamos, hablando de la ciudad    que da nombre a uno de los vinos más aclamados del mundo: el Oporto. ¿Pero estamos aquí para hablar del vino o de la ciudad? De ambos. ¿Cómo hablar de uno y olvidar al otro? ¿Cómo hablar del otro y olvidar al uno? Imposible.

Oporto es ciudad y vino, Oporto es historia y tradición. Oporto es una maravilla, o más bien dos maravillas. Y es que quizás de allí tenga  mucha historia que contar. O poca. Sé que mucha gente no sabe, pero he vivido en Oporto durante un año. Hice mi Erasmus allí… en una época que poco conocía de vinos y poco los apreciaba. Por eso digo poca historia. Siempre pienso que debería haber aprovechado  más el tiempo allí. Desafortunadamente no pudo ser. Pero, el retorno a la ciudad de uno de los vinos  más aclamados del mundo se aproxima.

Pero antes de esta segunda visita, casi 10 años después de mi Erasmus, me gustaría contar aquí un poco de esta historia… no de la mía… pero de aquello que conozco y aquello que conocí más tarde.

Oporto ciudad

Incluso para aquellos que no aprecian el vino, Oporto es una ciudad que debe ser visitada. Imposible no enamorarse de su arquitectura, aspecto, aires, azulejos; todo aquello que le hace a uno sentir que no está en Europa.

Oporto, conocida como la “ciudad invicta” por su tenaz oposición a las tropas de Napoleón, tiene un sinfín de historias. Después de Lisboa, es la segunda ciudad más importante de Portugal, con 240.000 habitantes además de haber sido electa como Mejor Destino Turístico Europeo de 2014 según el European Consumers Choice.

Su maravilloso centro histórico es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y tiene una historia que abarca siglos. Se dice que la ciudad se fundó en la época celta, en las colinas donde desemboca el río Duero, donde más adelante fue bautizada de Portus Cale por los romanos. Su paisaje urbano abarca 10 siglos de historia, crecimiento, y mucho de él está relacionado son su puerto.

¿Qué ver?

Las posibilidades son infinitas. En la avenida de los Aliados está la oficina de turismo municipal, justo al lado del Ayuntamiento, donde ocupa un bonito edificio modernista de los muchos que se pueden ver en esta zona.

Al final de la avenida en la Praça da Liberdade, nada más girar a la izquierda está la bellísima estación de tren de São Bento, decorada con más de 20.000 azulejos (no lo he contado) que cuentan la historia de Portugal.

Si sigues por la derecha encontrarás la iglesia de los Clérigos y su maravilloso campanario, uno de los símbolos de Oporto. Si subes hasta la cúspide, tendrás una de las mejores panorámicas de la ciudad.

Lello

Justo delante, al otro lado de la Praça de Lisboa podrás ver la famosa Librería Lello. Considerada una de las librerías más guapas del mundo, y era uno de mis sitios preferidos para pasar el tiempo. Allí no se bebe vino, pero los libros son un pasatiempo maravilloso. Y más, maridan muy bien con todos tipos de vinos. Aquí no hay ni selección. Cualquiera vale.

Otro sitio que me encantaba era pasear por las orillas del río Duero, donde podía apreciar una vista maravillosa de la ciudad. La puesta del sol allí es fantástica.

En la orilla norte está la zona de la Ribeira, donde se puede disfrutar de unas buenas vistas comiendo uno de los platos típicos de la zona; acompañado claro, de un buen Oporto. Este paseo por la orilla llevará al famoso Palacio da Bolsa y a la Iglesia de San Francisco.

Infográfico elaborado por Wine Folly

Sobre vinos

Antes de degustar, ¿te gustaría saber más acerca de los vinos de Oporto? Pues visita el Museu do Vinho do Porto. Ubicado en un antiguo edificio del siglo XVIII, allí podrás encontrar piezas históricas relacionadas con el vino, la evolución de la producción y la distribución de los vinos de Oporto.

Para completar tus conocimientos puedes también visitar las sedes del Instituto dos Vinhos do Douro e Porto, donde encontrarás tiendas, sala de catas y visitas destinadas a promover el conocimiento acerca de los procesos de certificación de estos vinos.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.