Uruguay: América del Sur profunda

Siguiendo con nuestro viaje por todas las regiones vitivinícola de América del Sur, hoy haremos parada en el último país más meridional del mapa: Uruguay. Uruguay, el país localizado en la extrema punta sur del continente, tiene una tradición vitícola de peso. Junto con Chile y Argentina, Uruguay es el país que completa el triunvirato vinícola más importante del continente.

Y así como Chile tiene en la carménère la uva insignia del país, Argentina tiene la Malbec, Uruguay no se queda atrás, teniendo como sello diferenciador de todos los vinos de la región la uva tannat.

Estamos hablando del 26º país en producción mundial de vinos. Con 9000 hectáreas plantadas y una producción anual de 100 millones de litros anuales, el país se concentra en el cultivo de uvas tintas (60%) frente a las variedades blancas (40%).

Uruguay y su historia

Las primeras viñas llegaron de la mano de los conquistadores españoles en el siglo XVI, aunque de forma significativa se considera que el viñedo uruguayo nació con la llegada de inmigrantes vascos en 1870. Y en sus manos, portaban mudas de cepas que más tarde se tornaría la insignia del país: la tannat.

Don Harriague fue el primer viticultor que plantó un viñedo completo de esta varietal, en el departamento de Salto. Las características organolépticas combinadas con el terroir uruguayo generaron las condiciones para su óptimo desarrollo. En 1874 Harriague ya tenía en su viñedo alrededor de 200 hectáreas de la tannat.

Origen de la tannat

El origen de la tannat está en Francia, más precisamente en el sur del país, en la región de los Pirineos Atlánticos. Para ser más precisos en el suroeste de Francia, debajo de las regiones de Burdeos y Armagnac, cerca de la frontera con España, entrado por el País Vasco. Allí se encuentra una frontera natural,  hecha por las altas y frías montañas de los Pirineos. En esta zona de Madiran y Cahors, la tannat era, hasta hace muy poco, una uva raramente vinificada sola. Se utilizó más comúnmente en mezclas con Cabernet Sauvignon y Cabernet Franc, con el objetivo de disminuir su alta carga tánica.

Sin embargo, como muchos de nosotros, esta uva emigró de su tierra con destino a Argentina por vuelta del siglo XIX y desde Concordia llega definitivamente a tierras uruguayas. Es allí donde crea raíz y, con el tiempo, acaba por convertirse en la uva emblemática del país.

Vino de Uruguay hoy en día

El hecho de su producción ser limitada y que los compatriotas uruguayos son amantes del buen vino, son pocas las botellas que logran cruzar la frontera. Las pocas que logran, están destinadas al consumo del propio continente, siendo Brasil uno de los pocos países que dispone de vinos uruguayo para el consumo.

Vinalogando con Uruguay

Porque no degustar una buena copa de tannat con un escritor de origen uruguayo tan marcante como la uva. Hablo de Eduardo Galeano y su histórico libro “Las venas abiertas de América Latina”, un libro esencial para entender un poco de la historia latinoamericana y hechos importantes que marcan el rumbo de muchos países del continente.

¡Chinchín!

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.