Un nuevo camino

Ella es alegre, serena y mineral. Es un festival de frutos rojos, de monte bajo y de notas frescas y mentoladas. Ella es mencía, mi última uva antes de emprender un nuevo camino.

Blancos de invierno

Invierno es a nuestro imaginario sinónimo de tintos, de tempranillos con cuerpo y crianza en barrica, de blends y variedades mediterráneas, e incluso, de vinos fortificados, empero, yo estoy disfrutando, cada vez más, los blancos con cuerpo, los blancos de invierno.

Entre Riesling y Raclette

Se acerca la navidad y empezamos a vislumbrar paisajes nevados en Madrid. Salimos en bandada hacia la sierra buscando disfrutar otro panorama que, por un momento, nos haga olvidar esta vorágine que hemos vivido en el 2020, y entre la nieve y la pradera pienso en riesling y Raclette.

Pessac-Léognan (parte II)

Seguimos este caluroso recorrido a través de Pessac-Léognan, recorriendo sus viñas y los alrededores de la región, ideal para conocerla en bici, mientras bebemos sorbo a sorbo de su riqueza vinícola.

Pessac-Léognan (Parte I)

Imagina un castillo perfecto con una sensación increíble de historia, imagínalo y vívelo en Pessac-Léognan, región francesa conocida por sus vinos tintos y sus blancos secos con marcado carácter y personalidad.

Pertenecer o no pertenecer

Como en el prefacio del soliloquio shakesperiano, hoy no me cuestiono sobre ser, sino sobre pertenecer o no pertenecer, esa es la cuestión.

Celebrando la vida

Treinta y ocho primaveras disfrutadas, esta última confinada, pero igual, atesorada con los cinco sentidos. Hoy escribo estas líneas con aún más ganas de seguir celebrando la vida, bebiendo buenos vinos con buena compañía.

Viognier y Aramburu

“Vino de lejos un día. Sonó el timbre y, al abrir la puerta, estaba allí, hermosa como una ofrenda de los sueños.” Así como Fernando Aramburu empieza su relato “La Guapa”, así te puedes sentir cuando descubres el perfume sedoso, seductor e intenso de una buena copa de viognier.

Dos clásicos

Último jueves del mes de mayo y ya olfateamos las notas aromáticas de flores y frutas del periodo estival del año con deseos renovados y ganas de disfrutar del buen clima, aún en tiempos de coronavirus, así que acabemos el mes con dos clásicos al mejor estilo Vinálogos.