Mon chien stupide

El pasado viernes fui al cine ver una película francesa de cuyo título lo pongo como título de este post. Sé que llevamos ya dos semanas abordando el tema de cine y vino, pero no puedo dejar de hacer referencia a esta peli, porque de cierta forma me llegó la luz. No la luz del cine, en el oscuro de la sala, sino la luz de cómo el vino sí dialoga como un personaje más en las películas francesas. Mon chien stupide es una película divertida, ingeniosa, histérica e inteligente que lleva el espectador a ver más allá que un simple argumento.

Vino y cine

Dando continuidad a nuestros diálogos vinateros, en que el vino aúna con los diferentes tipos de arte, hoy he decidido rendir homenaje al séptimo arte… y como no, hablar de su relación con el vino, su confluencia, su armonía, y quizás hasta su maridaje.

Las películas que todo aficionado del vino debe ver

Cine y vinos. Puede que tenga todo que ver o no. Pero ver películas acerca de vinos me encanta. Estar una tarde de lluvia en casa y poder disfrutar de una buena película, que recoge los grandes paisajes vitivinícolas, la pasión de alguien hacia el vino, es hacer con que viajemos con la peli. Y…