La Monastrell en el Nuevo Mundo

Según Jancis Robinson, hace relativamente poco que los amantes del vino de todo el mundo se han dado cuenta de la estrecha relación que existe entre la uva principal de Bandol en la Provenza, y la entonces despreciada Monastrell. Estas cepas fueron plantadas con tanta profusión en la costa mediterránea de España. También en los viñedos antiguos de California y Australia, tradicionalmente llamadas Mataro. Resultó que eran la misma variedad de uva.

Tanto en Australia como en California tenían desde hace mucho tiempo plantaciones antiguas de una vid. Esta era considerada como algo rústica llamada Mataro.

Popularidad

La Mataro no tenía nada del glamour, nada comparado a la importación francesa de Cabernet Sauvignon hasta que a principios de la década de 1990 comenzó a ser rebautizado como Mourvèdre y la mezclaron con el mosto de antiguas viñas de Garnacha y Shiraz para producir  el llamado GSM.

Los pioneros de este estilo ya bien establecido, en la década de 1980. Se llaman Rocky O’Callaghan en Rockford, en el valle de Barossa.  Su vecino Charles Melton, quien incluso nombró a su coupage de Nine Popes en una traducción errónea de Châteauneuf-du-Pape.

La demanda de estos vinos creció hasta el punto de que las antiguas plantaciones de Garnacha y Monastrell en Barossa y en el valle de McLaren fueron reevaluadas. Los viticultores vieron el potencial que tenía y empezaron a pedir mucho más dinero por sus productos.

California

Exactamente lo mismo pasó en California. Había parcelas similares de viñas centenarias de Mataro, típicamente en lugares tan oscuros en el mapa vitivinícola.. Éstas habían sido plantados por inmigrantes y sus productos eran despreciados hasta que la Monastrell pasó a ser reconocida mundialmente.

Liderados por Randall Grahm de Bonny Doon en Santa Cruz y John Alban de Alban Vineyards en la Costa Central, y cansados de una adicción al Cabernet y a la Chardonnay, los productores estaban desesperados por nuevos aromas. El picante y cálido de los tintos del Ródano era claramente atractivo, por lo que las viñas de Syrah se enterraron rápidamente, mientras que las viejas plantaciones de Mataro adquirieron un nuevo encanto.

La Montaña de Jade se hizo un nombre con vinos como un Monastrell monovarietal. Sin embargo, en los Ridge Vineyards, en el norte de Sonoma, llaman en sus etiquetas a las vides centenarias. Y estas usan en su elaboración por su nombre tradicional de Mataro.

Tras el éxito del Syrah, la Monastrell se cultiva ahora también en el estado de Washington, sobre todo por McCrea haciendo su propia versión particular de GSM. En Sudáfrica hay algunos viñedos de Monastrell en Malmesbury.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.