Fiesta, Hemingway y el vino

Quizás porque este año nosotras andamos muy libreras, y Vinálogos es vino, arte, cultura, hoy quiero hablar de un gran escritor que tiene todo que ver con España, con Navarrra, con el vino, con los toros. Aunque no sea nativo de aquí, como mucho de nosotros no somos, el amor por este país, por su cultura y tradición le hizo publicar uno de los libros más brillantes del siglo XX, y que refleja la cultura hispana como nadie. Estoy hablando de Ernest Hemingway.

Desde que leí su libro Fiesta (título original “The sun also rises”) tengo ganas de compartir acerca de su obra. No solamente por su forma de hablar del vino o de la cultura española con tanto entusiasmo, sino acerca de su estilo en describir lo que pasa, en contar los hechos y hacerte participe de su historia.

Midnight in Paris

La semana pasada, viendo por la segunda vez la película Midnight in Paris, y recordándome acerca de su novela, pensé que era una buena ocasión para escribir acerca de él; de él y de su estrecha relación con el vino, algunas bodegas riojanas, y claro, de los Sanfermines.

Fiesta

Fiesta es el único libro que he leído de Hemingway. Sí, no os voy a engañar. Pero obviamente el que me ha abierto el apetito para leer otros libros de él. Fiesta cuenta la historia de una serie de personajes míticos de la historia, pertenecientes a la llamada Generación Perdida, del período entreguerras.

Jake Barnes, un periodista estadounidense, y Brett Ashley, enfermera, se reencuentran en París, tras el término de la Primera Guerra Mundial, donde se conocieron en el frente y mantuvieron una relación. Jake, en esta época, está incapacitado sexualmente tras una herida de guerra. Junto a los dos, se encuentran también con sus amigos norteamericanos Cohn, Bill y Mike que deciden ir a España para pescar y asistir a la fiesta de los Sanfermines.

Fiesta y toros

Ahí se desarrollará la trama, en que describe los encierros, los toros, los bares, las tabernas y tascas, el vino y lo barato que era en España en esta época. Como colofón no podría faltar el torero Pedro Romero, en que seduce, como no, a Brett  y abre paso a una serie de acontecimientos violentos.

Ernest Hemingway

Hemingway (1899 – 1961) además de haber sido uno de los más consagrados novelistas y cuentistas del siglo XX, fue también periodista de guerra. Su estilo sobrio y austero ha inspirado a muchas generaciones posteriores y sigue siendo estudiado como uno de los grandes escritores de la literatura norteamericana.

Su primera novela fue Fiesta en 1926. Ganó el Premio Pulitzer en 1953 por la novela El viejo y el mar y el año siguiente el Premio Nobel de Literatura por el conjunto de su obra, entre ellas 7 novelas, 6 recopilaciones de cuentos y dos ensayos.

Póstumamente se publicaron 3 novelas, 4 libros de cuentos y 3 ensayos.

Hemingway y el vino

A parte de la literatura, de la escrita y de sus menciones en ella acerca de esta bebida, Hemingway era un gran apasionado del vino en la vida real. Basta con buscar en el baúl de su historia, y ver que su vida está repleta de referencias hacia el vino. Describía el vino como una de las “cosas más civilizadas del mundo”.

De hecho, Hemingway conoció a España cuando tenía 24 años, y mantuvo una estrecha relación con el país y el vino a lo largo de toda su vida, manteniendo vivo este recuerdo en la tierra donde el sol siempre nace. Justo en esta época vivía en París y trabajaba de corresponsal en el Toronto Star, cuando en julio de 1923 se cruzó la frontera a tiempo de ver los Sanfermines, ver los encierros, y disfrutar del vino del país.

Visita a las Bodegas Franco-Españolas

Muchos años más tarde, en 1956, como buen apasionado del vino y de los toros, el escritor vuelve a España, esta vez a La Rioja, con su cuarta esposa, Mary Welsh, también periodista, para ver torear a Antonio Ordónez y a catar vinos en las Bodegas Franco-Españolas. Cuenta la propia bodega que en aquella época, Hemingway cató 3 vinos: el Diamante, el Royal y el Rioja Bordón.

También dice que siguió su ruta por el Haro a otras bodegas y de ahí procede su citación tan celebre acerca de esta bebida.

El vino para Hemingway

“El vino es una de las cosas más civilizadas en el mundo y una de las más naturales del mundo, que ha sido traída para ser la mayor perfección y ofrece un amplio rango para el disfrute y la apreciación, más que, probablemente, ninguna otra cosa puramente sensorial”.

Ernest Hemingway

Vinaloga con Hemingway

¿Te gustó la historia? ¿Te quedaste con ganas de más? Te invito a que leas su novela “Fiesta”, una de las caricaturas más precisas acerca de las fiestas de Sanfermines, de Pamplona, sus lugares míticos y el buen disfrute de los españoles del vino.

¡Chinchín!

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.