¿Hay vinos en Brasil?

Desde que he vuelto de Brasil tengo ganas de escribir acerca de allí. Porque además de ser mi país, Brasil mola. Pero claro, mi lector curioso debe estar preguntándose acerca de los vinos de este país. Más que nada, debe estar preguntándose si ¿hay vinos en Brasil? La respuesta es ¡si!, en Brasil hay vinos, y muy buenos vinos. Pero su producción se concentra fundamentalmente en espumosos.

Brasil es el tercer mayor productor de vino de América del Sur y también es el país más reciente de este continente en tornarse un referente en la producción de vinos. Estamos hablando de 90.000 hectáreas plantadas, con una producción anual de 140 millones de litros anuales. Es el 22º país en producción de vinos en la clasificación mundial. La producción de vinos blancos y tintos son bastante equitativas; 40% del cultivo son de uvas blancas y 60% son de uvas tintas.

Cómo todo empezó

El viñedo brasileño se desarrolló a finales del siglo XIX con la variedad americana Isabella. Esta uva, conocida más por ser una uva de gran volumen que por su elegancia, dio paso a las cepas europeas con la llegada de inmigrantes italianos en el siglo XIX.

Estas familias se instalaron en un área, hoy conocida como Vale dos Vinhedos, ya que cubrieron con viñedos y construcciones arquitectónicas que recordaban su querida Italia.

A principios del siglo XX, la región sufrió meses y meses de sequía. Siendo Brasil un país muy católico, se discutía acerca de la posibilidad de construir una capilla en la zona. Sin embargo, faltaba agua para hacer cemento. Sin pensarlo dos veces, los habitantes decidieron reemplazar agua por vino. Y como vino y religión van de la mano, los brasileños, más que nadie en el mundo, han sabido muy bien cimentar esta idea.

Los vinos de Brasil hoy en día

¿Te atreves a pedir un vino brasileño en Brasil? En Brasil muy pocos brasileños lo hacen. Eso porque muy pocos nativos conocen la existencia de sus propios viñedos. Y si conocen, cierto es que muchos no lo aprecian lo suficiente.

El tamaño del país y los disparatados impuestos entre estados impiden la circulación del vino nacional. Un ejemplo clásico es que sale más barato comprar vino brasileño en EEUU que en Brasilia. Quizás también sería en Europa, a diferencia que nunca he encontrado vino brasileño aquí.

Dónde

La gran parte de los viñedos brasileños están localizados en la Serra Gaucha, al sur del país. Solamente esta región representa el 60% de la producción nacional y posee prácticamente todos los vinos de calidad.

Brasil exporta menos de 1% de su producción, pero destaca por sus burbujas. Son tan buenas, que le ha convertido en el mejor productor de vinos espumosos del hemisferio sur. Ahí hay de todo: espumosos hechos mediante el método de tanque, mediante el método tradicional, también con el método Asti y tutilizando el método de transferencia.

En el norte del país, hay también un reciente viñedo; el Valle de São Francisco. Se encuentra en una región desértica con clima tropical. Aquí no hay estaciones del año. Más bien 300 días de sol de los 365 que hay en el año. Mediante un sistema de riego potente es posible proporcionar 2 vendimias al año.

Uvas cultivadas en Brasil

Brasil cultiva fundamentalmente Chardonnay, Niagara y Moscatel, entre las uvas blancas, y Isabella, Pinot Noir, Cabernet Sauvignon y Merlot, entre las uvas tintas.

Los más conocidos son los vinos espumosos elaborados con las variedades Chardonnay, Riesling, Pinot Noir y Moscatel.

¡Chinchín!

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.