Galicia: verde, agreste y vertiginosa

Este fin de semana estuve en Galicia y una vez más me vuelvo a enamorar de sus paisajes bucólicos y a la vez agrestes, dominados por impresionantes acantilados e islas, una tierra de celtas, de peregrinaje, patrimonio natural y etnográfico de España, de manjares, de gente amable y hospitalaria y de vinos con características únicas que a día de hoy constituyen una base importante en la viticultura de la España más vanguardista. 

Tierra con una gran fragmentación de viñedos, con una ideología minifundista muy típica de su medio rural, donde las plantaciones de la vid comparten terreno con cultivos de hierba, papa y maíz.

Monumento al libro de Galicia

Más que “el camino”

En Galicia, no solo brilla con luz propia “el camino” por el tan bien conocida, también por sus rías que constituyen su rasgo más singular, por sus monumentos antiguos, sus faros, del cual precisamente en La Coruña he visitado la Torre de Hércules que ademas de una torre es el único faro romano y el más antiguo del mundo que a día de hoy sigue en funcionamiento y por supuesto, por los “castros”. Pero, Galicia también es tierra de vinos, con un rico y extenso tejido cultural y social en torno a esta exultante y a la vez taciturna bebida.

Galicia: estilos y tendencias

Dentro del territorio gallego encontramos cinco denominaciones de origen protegidas donde se elaboran vinos blancos, tintos, dulces y espumosos. La protagonista: la variedad de uva albariño. Esta variedad produce vinos frescos, versátiles con un perfil frutal y floral amplio que bascula entre las notas frescas y cítricas hasta notas más consistentes de fruta de hueso.  Una variedad apreciada internacionalmente, que no solo se exporta desde la Península Ibérica sino que ha ido ganando adeptos que se han sumado a la vinificación en regiones como Oregon, Washington, California y Uruguay. 

Pero Galicia también es sinónimo de godello, de mencía, de “blends” de treixadura, loureiro y de recuperación de cepas autóctonas capaces de embelesar los cinco sentidos; tierra con gran variedad de suelos, microclimas y estilos que van encumbrando sus señas de identidad a lo largo y ancho del panorama vinícola mundial.

Las DOP Gallegas: varietales autóctonos y viticultura sostenible.

Monterrei

Monterrei es la DOP más pequeña de Galicia, sita en la provincia de Ourense en la frontera con Portugal. Su clima es atlántico con una fuerte influencia continental. Destacan los blancos fermentados sobre lías y con envejecimiento en madera y en tintos, los vinos ligeros y afrutados (mencía). Predomina la conducción en vaso. Pero poco a poco se va introduciendo la espaldera para facilitar y mecanizar las labores de vendimia y tratamiento de las viñas.

Rias Baixas

La DOP Rías Baixas es sinónimo de albariño, con un mercado dominado por los monovarietales de esta cepa (97%). Solo se produce un 1% de vinos tintos en la denominación, que se divide en 5 zonas de producción: Condado do Tea , O Rosal, Sotomaior, Salnés (70% de la producción de la DOP Rías Baixas) y Ribeira de Ulla y la provincia de acogida es la marítima ciudad de Pontevedra, donde se encuentra la sede del consejo regulador. 

El sistema tradicional de conducción de la viña es el cultivo en parral, típico de la zona para buscar la mejor exposición posible de las viñas que les permita aprovechar la mayor cantidad de horas de sol en busca de una madurez alcohólica y fenólica óptimas (azúcares, ácidos, taninos y aromas) y también, para que la influencia del viento trabaje como aliado en el mantenimiento y conservación de la viña, ejerciendo un efecto de aireado y secado sobre esta.

Ribeira Sacra

Entre las provincias de Ourense y Lugo encontramos la DOP Riberia Sacra, la más antigua de Galicia. Destaca la majestuosidad de sus viñedos escalonados que dan paso a un sistema de viticultura casi heroica con laderas vertiginosas en bancales y terrazas con pendientes superiores al 30%.  Clima atlántico con tendencia continental y elevada pluviosidad. Dominan sus vinos tintos monovarietales de Mencía con un perfil aromático elegante, fino y mineral.

Ribeiro

Aupada con la presencia de los monjes cistercienses que impulsaron la preservación del viñedo y dejaron un gran legado vinícola, está la DOP Ribeiro. Una zona con una evolución in crescendo que ha pasado de vinos rústicos a propuestas frescas y modernas. Cuna del mejor vino blanco de España en su primera cosecha, A Pita Ciega, fruto del esfuerzo y visión de la enóloga andaluza afincada en Galicia, Pilar Higuero. Predominan los blancos con carácter fresco y floral. La DOP se extiende sobre 13 localidades de la provincia de Ourense, de clima atlántico con un tendencia continental.

A Coruña – Galicia

Valdeorras

En el extremo noreste de Ourense enlazada con la comarca berciana en la provincia de León, se encuentra la DOP Valdeorras, en un área de montaña, de clima continental con un paisaje natural abrupto. Allí, gran variedad de suelos: pizarrosos, calizos y graníticos. En vinos blancos destaca la godello sobre lías o en madera y en tintos la mencía con un marcado carácter atlántico y mineral.

Os invito a probar propuestas muy interesantes de la región, como el monovarietal de albariño que elabora la bodega Martín Codax con uvas botritizadas, el vino elaborado con uvas rosas de albariño o las elaboraciones de viticultores visionarios y apasionados como Luis Anxo Rodriguez en Ribeiro y Dominio do Bibei en la Riberia Sacra.  También podríais ir más allá a las DO y disfrutar de la paleta aromática de un vino de Betanzos IGP de la variedad Branco Lexítimo, como el de  Adegas Lorenzo Bescanza.

¡Salud!

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.