Brasil – el Nuevo Mundo de los vinos –

En la última semana hemos hecho una pequeña introducción al universo vínico brasileño. Curioso pensar que en el país que se cultiva café y chocolate, es posible también producir vinos. Bueno, Brasil es muy grande, y hay sitio para todo; el vino no es una excepción. Pero también es curioso ver como este mercado viene creciendo año tras año y como el brasileño se viene aficionando a este líquido sagrado.

Hablamos del quinto mayor país productor del hemisferio sur, con un viñedo alrededor de 90.000 ha. De estas 90.000 ha., 10.000 aproximadamente son de vitis vinífera. En otras palabras, la familia de uvas que se utilizan para elaborar el vino.

¿Esto quiere decir que hay uvas que no son vitis vinífera?

Elementar mi caro Watson. En la familia de las uvas, hay una infinidad de ellas que son de diferentes especies, y estas están destinadas a otras cosas que no son elaborar vino. ¡Vaya desperdicio! Pero bueno, la vida es así. Basta pensar en el año nuevo y las uvas que nos llegan a la mesa. Definitivamente no son las especies cultivadas para elaborar vinos. ¿O alguien ya compró algún racimo de Chardonnay o Pinot Noir para comer en casa? Bueno, puede que sí… no es imposible. Pero en general, ¡no!

Regiones de Brasil

Brasil, aparte de tener futbol, carnaval, caipiriña y samba, también posee 6 regiones vitivinícolas esparcidas por el país. La mayoría de ellas están concentrada en la región sur, por ser una de las regiones más frescas y con las mejores condiciones climáticas de cultivo. Son alrededor de 150 bodegas dedicadas a la producción de vinos de calidad.

Brasil – Vale dos Vinhedos – Foto de Camila Romboli

Serra Gaúcha

Soy sospechosa para hablar de esta zona, ya que parte de mi familia viene de allí. ¡Es que me encanta! Pues es allí donde se concentra 85% de la producción del vino brasileño. ¡Ojo! Tienen hasta Denominación de Origen. ¡Flipo!

Estamos hablando de un clima templado subtropical, con veranos suaves y secos. Algo un poco atípico para cultivo de uvas, pero con sus suelos arcillosos-calcáreos, el agua se drena muy bien, ayudando a retenerla en épocas más secas.

Esta región elabora fundamentalmente vinos espumosos, que han logrado tanta reputación que hoy es día estos vinos son la insignia del país.

Más de una vendimia por año

Sí, suena raro pero esto pasa con muchas regiones vitivinícolas de Sudamérica. El clima es tan cálido, y por veces los inviernos son tan suaves que la vid no entra nunca en el estado que llamamos de “reposo vegetativo”.  Esto hace con que la planta brote más una vez al año y por veces tenga dos ciclos vegetativos, desencadenando en dos vendimias.

En Brasil esto pasa en el Vale do São Francisco. Con un clima subtropical caluroso, y temperaturas anuales que oscilan entre 21,4º y 31 ºC. El calor es tan extremo que solo se puede manejar el viñedo por medio del riego. La uva más plantada aquí es la Moscatel, como en mucho climas cálidos y calurosos en el mundo.

¿Quieres flipar más? Vino de hielo en Brasil

Parece mentira, broma o tomadura de pelo. Pero sí, Brasil tiene producción de vinos de hielo.  ¿Dónde? En el Planalto Catarinense. En las cosechas tardías, puede que el tiempo se vuelva muy frío. Las bajas temperaturas hacen que se congele la uva. Este proceso natural, dado las condiciones climáticas de la región, da lugar a lo que llamamos de Vino de Hielo, es decir, vinos elaborados a partir de uvas que fueron congeladas naturalmente.

El Planalto Catarinense es una región que tiene una altitud entre 900 y 1400m y permite el desarrollo y la producción de vinos espumosos, dulces mediante el método passito o el eiswein/icewine (vino de hielo). Este vino es popular y tiene gran reputación en Alemania o Canadá.

En Brasil, el Planalto Catarinense tiene un microclima muy singular, gracias a la ubicación y la altitud de los viñedos. Estas permiten la elaboración de vinos que en principio solo se dan en climas gélidos y que ahora, ¡increíble!, pueden también darse en climas subtropicales. La altitud ralentiza la maduración de las uvas y contribuye a la retención de la acidez, gracias a una mayor amplitud térmica.

Vinícola Pericó

Vinalogando en Brasil

Antes de saltar a la “creme de la creme” de los vinos de Brasil, te invito a que empieces explorando a la bodegas brasileña pionera en la elaboración de vinos de hielo.

La primera bodega brasileña en producir vino de hielo fue Vinícola Pericó, en São Joaquim, Santa Catarina. En 2009, la región registró temperaturas por debajo de 0 °C, con picos de -7,5 °C, lo que permitió que el estado de las uvas fuera adecuado para la cosecha y la producción de vino de hielo.

El primer lote de Icewine brasileño se lanzó en 2010 (cosecha 2009) y obtuvo un excelente resultado en la cata celebrada en la Universidad de Turín en Italia: 90 puntos. La buena clasificación se debió a la calidad del vino y al aroma intenso y complejo, con el toque dulce bien equilibrado con la acidez.

¡¿A que entran ganas de probarlo?!

¡Chinchín!

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.