Vinos de Perú: donde todo empezó

Perú fue el primer país de América del Sur donde los conquistadores españoles plantaron vides. La historia de la viticultura en este país remonta el siglo XVI. Por vuelta del año 1532 fue cuando los primeros vestigios de cuidado vinícola aparecen.

Son 32.000 hectáreas plantadas con una producción anual de 70 millones de litros. 45% de la viticultura se dedica a uvas blancas e 55% a uvas tintas. La producción es modesta pero de calidad con variedades conocidas como desconocidas.

Tipo de uvas

Las más plantadas, entre las variedades blancas son las variedades Italia y la muscat. De las tintas hay 3 variedades más plantadas. Las conocidas cabernet sauvignon y malbec, y lapoco conocida negremoll.

Perú de ayer

Las primeras ciudades industrializadas del continente nacieron en este país, ya que este era conocido por su riqueza minera. De hecho, las malas lenguas dicen que hubo mineros que recibían parte de su remuneración en vino. Y al parecer la demanda no paró de aumentar, pero dos grandes eventos de la historia han cambiado por completo el camino de la viticultura peruana.

El primer fue el terremoto que sacudió el país en 1687 y destruyó muchas bodegas e instalaciones vitivinícolas. Luego llegó la “hambruna del algodón” que ha cambiado por completo el paisaje agrícola del país.

En 1861, la guerra civil hundió las exportaciones de algodón de Estados Unidos a Europa. Muchos viticultores peruanos lo vieron como una oportunidad y decidieron sustituir sus vides por campos de algodón, en el momento más lucrativo.

Perú de hoy

Atrapado entre los Andes y el Pacífico, Perú comparte similitudes con Chile en términos de condiciones climáticas. La única diferencia significativa es que se trata de uno de los países menos lluviosos del mundo.

Ica es sin duda la capital del vino peruano. Gran parte de la vendimia se utiliza para producir un aguardiente de uva que se ha convertido en el orgullo nacional: el Pisco. Perú sigue disputándose la paternidad de esta bebida con Chile. En los últimos diez años, el aumento del poder adquisitivo de las clases medias ha aumentado el interés y el consumo de vino.

Vinalogando en Perú

Perú no es solo Machu Picho, pisco o Vargas Llosa. Aunque todos me encantan, también me quedé hipercuriosa por los vinos que allí pueden elaborar.  En España, así como en cualquier país productor de Europa, es complicadísimo encontrar ejemplares de fuera. Aún más de sitios remotos que no tienen gran fama de los vinos que elaboran. Pero si alguien sabe cómo puedo conseguirlos, escribidme. Estaré encantada de conocerles. Por ahora me quedo solamente con la teoría.

¡Chinchín!

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.