Blancos de invierno

Invierno es a nuestro imaginario sinónimo de vinos tintos, de vinos con cuerpo y crianza en barrica. De variedades mediterráneas, e incluso, de vinos fortificados. Con todo, estoy disfrutando cada vez más, los blancos con cuerpo, los blancos de invierno. 

Mis redes sociales han recordado que hace exactamente un año imperaba el frío en Madrid, aunque con días soleados que disfrutábamos, los fines de semana, practicando deporte al aire libre, patinando en Madrid Río, que por cierto es un enclave único tanto cultural como lúdico, paralelo a las aguas del Manzanares.

Sin embargo, un año después el panorama es completamente ajeno a esta realidad: hay nieve en las aceras, árboles caídos por doquier y escasos días de sol. 

En este invierno llevamos pocas semanas desde que volvimos a la rutina laboral, covid y Filomena de por medio, con sus estragos y sus avatares que nos privan de la normalidad de hace un año.

Afortunadamente somos seres humanos resilientes y con una maravillosa capacidad de adaptación e intentamos seguir hacia delante con nuestras rutinas y nuestro ritmo de vida familiar y profesional dentro de nuestras posibilidades actuales, así que seguiremos deseando maridar nuestras comidas con buenos vinos.

Propuesta en blanco

Mi propuesta para vinalogar sigue siendo de vinos blancos de invierno. No sólo porque también los hay capaces de ofrecer el cuerpo complejidad y estructura sino también porque, por lo menos a mí, me resultan ideales con mis cenas de invierno.

Después de los excesos y delicias de las fiestas de fin de año, retomo los hábitos y beneficios de la alimentación consciente, saludable y moderada. 

Platos de invierno, con gran aporte nutricional, como las lentejas, el marmitako, las sopas, las cremas de verduras, los pescados al horno en deliciosas salsas con base de nata o tomate, son compañeros ideales para los blancos de invierno. 

Hoy visitamos el sur del Ródano, con sus blancos de mezcla, con sus vinos ricos, densos, capaces de llenar la boca y los ánimos con sus notas de melocotones, de flores, de hierbas, y matices licorosos que danzan sobre nuestras papilas gustativas. 

Mi propuesta en blanco es para vinos de invierno capaces de ofrecer finura y a la vez complejidad, ambivalencia exquisita para deglutir alegrías y llenarnos de optimismo. 

Blancos del sur del Ródano

Si bien sólo el 6% de los vinos del Ródano son blancos, cuando enfocamos los sentidos hacia esta región vinícola, encontramos estructura, complejidad y riqueza aromática en sus blancos.

Bajo la sombra de los grandes tintos de la región, reposan y vibran en notas altas los blancos con cuerpo de la segunda AOC más grande de Francia.

En esta región concurren veintisiete apelaciones de origen AOC y veintisiete variedades de uva reconocidas y aceptadas para la vinificación, tanto de blancos como de tintos.

El Ródano, sobre todo en su parte más meridional, goza de un clima mediterráneo, con inviernos fríos y veranos tórridos, cuyas largas horas de sol confieren a los vinos la capacidad alcohólica y aromática que les hace tan especiales.  

En el ródano septentrional la Viognier es hegemónica en las principales denominaciones de origen AOC, no obstante, al sur predominan los blends, tanto en tintos como en blancos.

Las tres variedades meridionales principales son la marsanne, la garnacha blanca y la roussanne.  Aunque, también encontraremos otras en menor proporción, como son la clarete, la bourboulenc, la muscat, la rolle, la macabeo, etc. 

Vinalogando

Hoy os invito a indagar, a probar y a disfrutar vinos blancos del sur del ródano. Con sus marsanne que aportan a los blends cremosidad y notas especiadas.

Disfrutad en sinfonía con las garnachas blancas y su excelso potencial alcóholico, su aporte de aromas primarios de flores y frutas y su cuerpo recio.

Inspirad el esplendor aromático de la roussanne con su estructura y notas de miel y peras. ¡Disfrutad los blancos de invierno!

Bebed buenos vinos que esta vida es una sola y hay que aprender a vivirla con consciencia y gallardía, con cabeza y también con corazón. 

¡Salud!

Continuará… 

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.