Vinos bio para empezar con la operación detox

Día de reyes

Decía la leyenda que se dejaba 3 chupitos por la noche para los reyes. Para que cuando llegasen a casa de uno, aparte de dejar los regalos, se le agradecía con un chupito de algún licor u orujo a cada uno. Y de ahí, seguían su viaje por todas las casas de España. Imagino que en los últimos pueblos y casas  de la noche, Gaspar, Melchor y Baltazar ya estarían pisándose en sus manos, y preparándose para la resaca del día siguiente.

Todos sabemos lo mucho que bebemos en estas fechas. Y lo mucho de comemos. Las dietas y las operaciones détox siempre se empiezan después de la comida de reyes. Simplemente porque antes no hay forma. Y también es cierto que mismo que las fiestas tengan terminado, no vamos dejar de beber. Beberemos menos, seguramente, pero no aboliremos el vino de nuestro día a día.

Vinos bio

Creo que es una buena forma de empezar el año. En el día 7, el día de la dieta, aparte de reducir la cantidad de alcohol, una opción es buscar aquellos que proporcionan menos resaca. Todos hemos escuchado hablar sobre el alcohol bueno y malo. Todos tenemos anécdotas del amigo que bebió media botella de vodka “buena” y que no tenía resaca el día siguiente. Ciertamente esto no es para todos pero, lo cierto es que sí hay vinos que causan más resaca y dolor de cabeza que otros.

Wwoofers

WWOOF

Cuando estuve en Francia el pasado mes de septiembre, en mi proyecto WWOOF, fui a trabajar en una bodega de cultivo ecológico. Más bien, todas las granjas wwoofs son granjas caracterizadas por el cultivo orgánico, ecológico y bio. Francia es uno de los grandes países por antonomasia que se preocupa del bio. Su población es muy preocupada en comprar y consumir productos que respectan el medio ambiente y que se preocupan en su forma de cultivo, respetando los ciclos, la tierra, y el medio ambiente como un todo.

Y es que los vinos bio poseen una característica importante para causar menos recasa: la cantidad de sulfitos añadidos.

¿Qué son los sulfitos?

Sulfitos son antioxidantes derivados del azufre. El dióxido de azufre (SO2) es un conservante utilizado en la elaboración de vinos para prevenir la oxidación y mantener la frescura del vino. En otras palabras, los sulfitos son estos antioxidantes que se añaden para no estropear el vino.

Blancos y tintos

En los vinos blancos y tintos, siempre hubo ciertos estándares de cantidades de sulfitos añadidos para la conservación de los vinos. Los vinos blancos, por regla general siempre necesitan más sulfitos que los vinos tintos para su conservación. Esto se da porque el vino blanco solo pasa por un tipo de fermentación. También su ausencia de taninos (no todos) requiere un volumen mayor de sulfitos. Los tintos, por otro lado, poseen una mayor cantidad de conservadores naturales o antioxidantes.

Niveles de sulfitos en el vino

  • Vinos convencionales – máximo 200 mg/l para los vinos blancos y rosados y 150 mg/l para el vino tinto.
  • Vinos ecológicos certificados – máximo 150 mg/l para vino blanco o rosado y de 100 mg/l para el vino tinto.

¿Qué esto tiene que ver con la resaca?

Es la llave de la cuestión. Ya habéis notado cuando la gente hace un comentario de que un Alavariño sube mucho más rápido a la cabeza que otros vinos. O que un blanco da más resaca que un tinto. Esto puede ser una cuestión de sulfitos.

Es cierto que no está aun científicamente demostrado. Pero si se ha estudiado y confirmado que ciertos vinos blancos ocasionan más dolor de cabeza. Principalmente los dulces.

Me explicaba Stephane de la Grange de Bouys, que los vinos bio causaban menos resaca por tener una cantidad inferior de sulfito añadidos. Es cierto que mis tres semanas allí fueron regados a vinos bio. Y más; en ningún día he experimentado dolores de cabeza o alguna resaca importante. Más bien, no he estado ningún día de resaca. Obviamente bebimos con moderación.

Lo sulfitos, utilizados con moderación, en cantidades más equilibradas como pueden ser las fijadas para el cultivo ecológico, no tienen por qué ser visto como algo negativo. Sin embargo, su uso en exceso, no solo puede provocar un dolor de cabeza tremendo, pero también alterar de cierta forma la esencia natural del vino y sus propiedades organolépticas.

BIO y España

Aquí en España, los vinos bio pasaron mucho tiempo siendo discriminados por ser considerados vinos de baja calidad y mal elaborados. Hoy en día esta idea viene cambiando.   Muchos viticultores vienen añadiendo un vino de cultivo bio en su portfolio que muchas veces superan al vino tradicional.

Beronia, Quinta Sordonia, Campo Viejo, son bodegas que vienen apostando por esta nueva tendencia, más preocupada con el medio ambiente y respetando siempre le terroir y el ecosistema.

Lo cierto es que con bio o sin bio, es importante verificar la cantidad de sulfitos, y si este dato no hay, sabemos que no hay fallo si optamos por una botella de cultivo bio. También es cierto que muchas bodegas llevan la agritura bio desde hace tiempo pero que no les interesa tener el sello de bio, ya que aqui en España esto podía ser interpretado como falta de calidad.

Hoy en día, este concepto está cambiando. Y la fama de los bio está creciendo. Sugiero que despues de las fiestas, o mismo durante, como prefieras, pruebe algun vino bio. Es posible que algun te impresione. Más que nada, esta es una buena sugerencia para los que empiezan la dieta detox de después de las fiestas. Si la intención es beber menos, bebamos menos pero busquemos tambien la calidad.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.