La Provenza, un viaje maridado por rosados

Ah, la Provence… ay la Francia…. Esto fue unos de los viajes que he hecho de los más memorables. Es cierto que fue solo un fin de semana, pero que sin duda me ha dado muchas ganas de volver.

La Provenza emana colores, olores y sabores. No solamente por sus vinos, sino también por todo que rodea. Playas, ciudades, pueblos, mercados, jardines… todo tiene encanto… todo parece estar milimétricamente medido para que la experiencia sea realmente extraordinaria.

Así que si pensáis que os gusta el vino, pero también os gusta el clima mediterráneo, los pueblos medievales, o una naturaleza preciosa, la Provenza es un buen destino. Y que mejor época sino primavera para disfrutar. Este post es justamente para dar tiempo a las personas organizasen. Para los que les gusta planear las cosas con tiempo… y necesitan de ideas molonas para semana santa, puente de mayo, etc.

Que hacer y dónde ir

He estado apenas un fin de semana. Fui con mis amigos con la idea de no solamente visitar a bodegas pero de conocer un poco la región. Nuestra idea era empezar en Arlés, ir a Aix en Provence, Avingñon y por último visitar alguna bodegas.

Arlés         

Fundada por los griegos en el siglo VI aC, Arles fue conquistada por los celtas saluvios en 535 ac, los cuales le cambiaron el nombre por el de Arelate. Pero fue en 123 aC que los romanos tomaron la ciudad y la transformaron en una ciudad importante, construyendo un canal que conectaba con el mar mediterráneo.

De esta forma se tornó la capital provincial de la antigua Roma, siendo hoy visitado por sus ruina, que remontan esta época. El anfiteatro, también romano, es uno de los puntos muy visitados y que hoy en día se celebran obras de teatro, conciertos y corridas de toros.

Siendo el gran puerto del Ródano, Arlés siguió siendo una ciudad importante por mucho tiempo. Solamente en el siglo XIX, la ciudad se vio afectada con la llegada del ferrocarril. Eso porque la mayor parte de comercio marítimo fue afectado, causando una gran crisis en la ciudad.

Van Gogh

Sin embargo, tal declive trajo a la ciudad mucha tranquilidad, lo que hizo que el famoso pintor Vincent van Gogh la eligiera para vivir. Así, van Gogh llegó en Arlés en febrero de 1888. Su fascinación por los paisajes provenzales hizo con que produjera gran parte de sus obras allí. Hoy en día,  investigadores estiaman una producción de más de 300 pinturas durante la estancia en esta ciudad.

De esta forma, Arlés se popularizó por ser la ciudad que inspiró las pinturas de Van Gogh. Hoy muchos turistas se acercan a la ciudad para conocer sus rincones más pintorescos.

Aix en Provence

Construida entre los siglos V y XVIII, Aix en Provence es la antigua capital de de la región histórica de la Provence. La ciudad se caracteriza por su ausencia de homogeneidad, justamente por ser una ciudad construida en épocas diferentes, influenciadas por varias corrientes arquitectónicas de los siglos XII a XVI.

Es una ciudad ideal para salir con los amigos, ver tiendas y pasar unas buenas vacaciones. Está relativamente cerca de la famosa Niza pero no tan saturada como esta.  Aix en Provence está en el interior de la Provenza, llamando la atención de aquel turista que busca más la tranquilidad de un pueblo que las vacaciones en la playa.

Llegamos en la ciudad por vuelta del mediodía y dado que hacia un día maravilloso, fuimos de picnic al parque de la ciudad, a disfrutar de buenos quesos franceses y sus maravillosos rosados.

Francia no tiene restricciones como en España en relación al alcohol. Por ello, llevar una botella de vino al parque y beberla junto con amigos es perfectamente válido.  Y dado que beber no era un problema , aprovechamos para comprar comida de mercado,  algunas aceitunas, quesos, etc. para disfrutar de este día tan bonito que hacia.

La Provenza y sus rosados

La Provenza, aparte de ser conocida turísticamente por sus playas, o sus pueblos con encanto también es conocida por sus vinos rosados. . Son generaciones y generaciones de tradición produciendo este tipo de vino tan fresco y apto para el verano. Fue así que estos vinos han ganado fama de ser los mejores rosados del mundo.

La región está enmarcada por 7 denominaciones de origen diferentes. Así como en España que existen las famosas DO, en Francia el acrónimo  de DO en francés es AOC (Appellation d’Origene Contrôlée). Son ellas :

Todos son muy diversas, pero el rosado que ha ganado fuerza en Francia son estos rosados más pálidos, de color más asalmonados. Los vinos de la Provenza se caracterizan por ser un vino de corte seco, hechos generalmente de un coupage. Las uvas más utilizadas son Garnacha, Cariñena, Monastrell, Cinsault y Syrah. Son ellas que producen en su gran mayoría los rosados de la región. Otra característica de los rosados de la Provenza es su frescor,  con toques algo especiados y con aromas predominantes de fresas y frambuesas.

Mercados

Otra atracción de nuestro viaje en toda la Provenza fue la presencia de mercados en prácticamente todas las ciudades que hemos ido. Estos mercados se destacan principalmente por la variedad de productos locales que ofrecen, sean ellos alimenticios o artesanales… o mismo alimenticios artesanales. Por ello, todas las veces que íbamos de picnic por ahí, pasábamos en algún mercado de la ciudad. Sea para comprar quesos, aceitunas, embutidos, productos de charcutería o mismo para las mermeladas o mieles de la zona.

Os recomiendo mucho probar las mermeladas de lavanda o el queso de cabra artesanal

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *