Mientras hay proseco, hay esperanza

Aunque parezca una broma este título es verídico. De la última película que se estrenará próximamente en Europa, y que fue proyectada el pasado 30 de noviembre, en el cierre del “Festival de Cine Italiano de Madrid”. En su décima edición, el festival, celebrado en el mes de noviembre, trajo consigo películas inéditas del panorama italiano, incluyendo documentales, cortos y largometrajes, entre ellos, la película “Finche c’e Prosecco c’e esperanza” (traducido al español como “Mientras hay proseco, hay esperanza”).

Me hace gracia ver este título, ya que en mis últimas clases de Marketing y comercialización del vino, muchos de mis profesores y ponentes sacaron el tema sobre el éxito del Proseco. Además de estudiar a fondo su caso de éxito, veo como muchos españoles consideran este éxito como una broma mala, un chiste que nuestros “primos-hermanos” italianos gastan a nosotros.

Y es que los italianos saben vender, y muy bien. Ya deberíamos aprender con ellos ciertas lecciones. Pero aparte de bromas y de lecciones, estamos aquí para hablar de la película. Y ya que es raro encontrar películas sobre vinos. Menos aún estrenos tan próximos como este y mi post de la semana pasada. Así que me sentí en la obligación de escribir mis percepciones sobre esta película.

Vista del “Rolle dall’antica strada del Macaron”

Trailer – Mientras hay Proseco hay esperanza

Es cierto que cuando vi el tráiler pensé que la peli iba ser algo más misterioso. Pero el buen humor italiano consigue que la película, de “misterio” se torne una comedia en buena medida, que parodia con las costumbres de la gente del norte de Italia.

Película

La forma de hablar, la de comportarse de los norteños, sumado a su afán religioso, la pasión por el proseco, por la tradición y por la familia enmarcan un escenario único y propio de esta región italiana. La película está ambientada en la región del proseco por antonomasia, entre las colinas de Conegliano y Valdobbiadene. Aunque también fueron grabadas pequeñas escenas en la famosa Serenísima.

“Desiderio Ancillotto (Rade Serbedzija) que lucha por su tierra; un policía más obstinado que la niebla, Stucky, medio veneciano y medio persa (Giuseppe Battiston); un director de una cementera (Andrea Appi) que una noche de lluvia precipita en el barro para siempre, asesinado por tres disparos; un loco que rasca el óxido de las tumbas del cementerio (Teco Celio) e imparte bendiciones”. 

"Mientras hay Proseco, Hay esperanza"
Imágenes de la Película “Mientras hay Proseco, Hay esperanza”

La película da aires de suspense, pero hay mucha risa en ella. Detrás de un argumento simple, el director consigue transmitir la pasión que emana esta gente por su tierra, por su producto, la importancia del respecto y de la calidad de aquello que producen.

Los paisajes, sin duda, hacen que te nazcan las ganas de estar allí y probar, en directo, el misterio y encanto de estas burbujas.

La película ha participado en el “Cape Town International Film Market & Festival 2017” siendo gallardonado en la categoria “Best Cinematography”. También ha participado de la “Fest del Cinema di Roma 2017: Alice nella Città”.

Proseco

Como muchos ya saben, Proseco es un vino espumoso, originario del norte de Italia. Se caracteriza por ser un vino refrescante, aromático, ligero con aromas predominantemente cítricos tirando a pera.

Competidor directo de la Cava y del Champagne, aunque sea una bebida completamente diferente y menos compleja que ambos primeros, ya que carece de matices y complejidades que las otras poseen.

El Proseco, por ende, ha logrado ser un éxito justamente por esta falta de complejidad. Muchos consumidores han encontrado en él, una bebida más suave y fácil de beber y obviamente mucho más barata que el champagne.

Solo en EEUU, en 2010, su consumo estaba en torno de las 12 millones de botellas. Dado el éxito en el país, de 12 millones de botellas exportadas en 2010, Itália pasó a  exportar casi 50 millones en 2015. Es decir, ha logrado incrementar el consumo en más de  400% en 5 años.

Región y elaboración

Región del Proseco
Imágenes de la Película “Mientras hay Proseco, Hay esperanza”

El Proseco proviene de la región de Véneto y Friuli, al norte de Italia, casi frontera con Austria. Curiosamente, La Strada del Proseco (saliendo de Venezia por la A27) fue la primera ruta de vinos de Italia (1966), y une Conegliano con Valdobiadene, ofreciendo al tur un paisaje de los más singulares.

Se elabora a partir de una variedad autóctona denominada Glera, mediante al Método Charmat o, también llamado, método italiano. Este método consiste en, tras la elaboración normal del vino blanco, introducir el vino en un tanque sellado presurizado. De esta forma, este pasa por una segunda fermentación, desprendiendo así el dióxido de carbono, formando las burbujas de forma natural.

3 tipos de Prosecos

Los prosecos no son todos iguales. Hay 3 variaciones, que va en función del nivel de azúcar residual:

  • El Brut  – hasta 15g de azúcar residual
  • El Extraseco – entre 15 a 20 g de azúcar residual
  • El Seco – entre 20 a 35 g de azúcar residual
  • La legislación del proseco

La legislación que regula la calidad y la procedencia del Proseco diferencia entre :

  • Un Proseco DOC, de Denominazione di Origine Controllata
  • Un Proseco DOCG, de Denominazione de Origine Controlata y Garantita
  • Un Superiore DOCG

Este último es la clasificación más alta para este tipo de vino, y provienen de las subzonas de Asolo y Conegliano Valdobbiadene, región en dónde fue rodada la película “Finche c’e Prosecco c’e esperanza”.

Hoy en día, el proseco es una bebida tan demandada que su oferta no es capaz de satisfacer su demanda.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *