La gamay – historia, origen y maridaje

Uva Vinálogos

Hasta iniciarme en serio al mundo del vino, nunca había escuchado nada acerca de la gamay. Esto hace más o menos unos 3 o 4 años. Por aquel entonces la pinot noir ya estaba idealizada como la uva leve y afrutada de Francia, y la reina, la preferida de Miles y los seguidores de Sideways. ¿Qué quedaba para la gamay?

Nada, absolutamente nada. Ni se conocía, ni se hablaba de ella y mucho menos se bebía. Me aventuro a decir que hasta hoy, aquí en España, seguimos así. Es decir, ¿cuántos aficionados del vino conocen esta cepa? Y de los que la conocen, ¿cuántos la han probado?

Complicado dar una cifra. Obviamente en Beaujolais todos la conocen. Así como en muchas zonas de Francia. Pero internacionalmente lo dudo.

Historia

Cuenta Jancis Robinson que hasta los años 70/ 80, la vida era demasiado fácil para los productores de Beaujolais. El mundo parecía tener una sed insaciable por el líquido delgado, precoz, agrio y ligeramente carmesí, comercializado bajo el nombre Beaujolais Nouveau. Productores y viticultores estaban sorprendidos con el éxito de su producto ya que toda su producción se vendía ya en los primeros meses de salir al mercado.

Pero las modas cambian. Hoy en día, solo los mercados de vinos muy poco sofisticados (y algunas ciudades francesas) parecen estar interesados ​​en Beaujolais Nouveau y los productores de la región de Beaujolais han tenido que rediseñar sus objetivos y políticas.

Hoy, después de haber experimentado un período de ser los grandes del mundo del vino, vuelven a ser, una vez más, un vino con buena reputación que despierta el interés de los amantes y críticos del vino.

Todo esto se debe a la combinación mágica de la uva Gamay y las características particulares de los mejores terruños de la región, incluido en ellos los famosos “crus” de Beaujolais. Dichos “Crus” tienen nombres. Estos son: St-Amour, Juliénas, Chénas, Moulin-à-Vent, Fleurie, Chiroubles, Morgon, Regnié, Brouilly y Côte de Brouilly.

ADN

De acuerdo con el análisis de ADN, la gamay es miembro de la vasta familia de uvas de Borgoña producidas por Pinot Noir y la oscura variedad de uva blanca Gouais Blanc. Por ello,también está relacionada con todas las demás Pinots, Chardonnay y Melon de Bourgogne.

La verdadera Gamay es conocida como Gamay Noir à Jus Blanc, y se diferencia de una gran cantidad de uvas rojas conocidas como Gamay Teinturier.

Para añadir color a los vinos tintos que también se llamaban Gamay, se ha cultivado esta cepa en Borgoña, desde el siglo XIV, pero cuando algunos productores descubrieron el fraude, fue todo un escándalo.

Ciertamente, cultivar gamay es más fácil que cultivar la Pinot Noir. Y si se produce la gamay en exceso, esta tiende a dar un vino más fino y ácido.

Cultivo

La gamay es una cepa notablemente precoz, brotando y madurando temprano. Por lo que puede florecer en regiones relativamente frescas como Anjou-Saumur y Touraine en el Valle del Loira.

Los vinos producidos son, por naturaleza, relativamente altos en acidez y pueden ser ligeros tanto en color como en tanino, lo que hace que los Gamays sean buenos cuando son jóvenes y se sientan de maravilla por su frescura.

Maridaje

¿Te gustó la uva? Pues vamos a su maridaje. Quizás lo más fácil cuando hablamos de uva tinta. ¿Por qué? Porque la gamay marida con todo… hasta con pescado.

  • Carne – Pollo Asado con Hierbas de la Provenza, empanadillas de pollo, paté de hígado de pollo, pato a la salsa de ciruela, pavo con relleno
  • Pescado – tataki de atún, salmón a la plancha, bacalao, calamares fritos.
  • Queso – Neuchatel, Chèvre, Comté, Brie, Mimolette, Saint-Nectare, queso crema, queso Gruyere
  • Hierba / Especias – hinojo, anís, cardamomo, mostaza, rábano, ajo, chalote, cebolleta, puerro, etc.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.