Guía de apreciación de la petit verdot

Aunque poco conocida, la petit verdot es una uva mítica de Burdeos. No es la más usada pero es una de las castas que compone los coupages de la región. No sabemos a ciencia cierta si la cepa procede de allí o si fue llevada por los romanos desde el Mediterráneo.

 La petit verdot en Burdeos

La petit verdot generalmente es utilizada en pequeñas cantidades en los coupages con la cabernet sauvignon. Ella aporta color y cuerpo al vino tinto. En la región del Medoc se utiliza en torno del 1% a 5%. Y entre todas las uvas cultivadas en la región de Burdeos, esta cepa es una de las que más tardan en madurar, y es la que contribuye a que los vinos de esta región sea más densos y oscuros.

Infográfico de Wine Folly

Aromas de la petit verdot

Petit Verdot ofrece aromas muy afrutados. Principalmente de frutas negras, que van desde la ciruela, la mora y el arándano hasta la cereza negra más suave. Aunque sea una cepa con carácter afrutado, también posee aromas únicos e intrigantes. Buenos ejemplos son las  notas herbales y florales como violeta, lila, lavanda, salvia y hierbas secas.

La mayoría de los productores envejecerán este vino para suavizarlo y añadir aromas de vainilla, avellana y moca. Algunas veces el vino posee aromas ahumados y rústicos.

En boca es un vino seco con cuerpo, con un alto nivel de taninos y acidez media alta.

Aunque algunos productores en Australia cultivan en exceso la variedad (en regiones como Murray Darling y Riverland). También hacen que los vinos sean un poco más ligeros y suaves con taninos suaves y notas de arándanos y vainilla.

Petit verdot en el mundo

Los tintos elaborados con esta cepa están cada vez más conquistando el mundo, siendo muy apreciados en Australia, Argentina, España, Portugal, Italia y en California. La petit verdot también es elaborada como monovarietales, principalmente los australianos y españoles de la región de Jumilla, dando vinos intensos y vigorosos.

Cuando son jóvenes estos monovarietales presentan aromas a plátanos con una presencia importante del roble si este es utilizado. Lo más viejos presentan aromas a cacería y otros animales.

Maridaje

Los vinos elaborados con esta varietal maridan muy bien con alimentos proteicos. Aunque las excelentes producciones pueden ser catadas y degustadas solitas, lo más indicado para acompañar un buen petit verdot son:

  • Carne : Estofado de cordero, chuletas de cordero, cerdo asado, costillas de res, adobo mexicano o carne con mole.
  • Queso: Grana Padano, Pecorino, Manchego, Gouda ahumado, Gouda envejecido, Cheddar envejecido, Gruyere envejecido
  • Hierba / Especias: Salvia, romero, menta, comino, anís, clavo, pimienta de Jamaica, cúrcuma, pimienta negra, pimienta blanca, canela.
  • Hortalizas o de la tierra: Setas portabello, shitake, lentejas negras, trufas, frijoles negros, arándanos secos, pasas, castañas, avellanas, aceitunas negras, berenjenas, cebolla, chalote.

Buenos ejemplos:

Entre los excelentes ejemplares de vinos tintos elaborados con la petit verdot, el italiano «Franchetti IGT 2009» con uvas cultivadas en los viñedos de Passopisciaro alrededor del volcán Etna, impresionó al famoso crítico Jancis Robison y Robert Parker le otorgó 95 puntos, señalando este como el mejor vino de Sicilia.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.