Feliz año desde Vinálogos

Un año más empieza y aquí estamos de nuevo. Vinálogos sigue en pie y con muchos temas para hablar, muchos vinos para catar y muchas uvas por conocer. Por ello me gustaría dedicar este post a agradecer. Agradecer a todos aquellos que vienen ayudando a que este proyecto se torne real; agradecer a aquellos que estuvieron conmigo apoyándome, motivándome a seguir adelante.

Aquellos que me conocen saben que soy una persona muy interesada en el mundo de los vinos desde hace muchos años, pero hace poco que he encontrado en él una verdadera vocación. Vinálogos es el resultado de un proyecto antiguo, que no sería posible sin la ayuda de mucha gente que me estuvo ayudando todo este tiempo

Hoy, puedo decir que Vinálogos es una sueño hecho realidad, y que ahora, poco a poco tú (lector) y yo vamos construyendo cada día una historia más y más bonita. Un Vinálogo real. Hace poco más de un año, aún me acuerdo de tener solamente un cuaderno en la mano y algunas ideas. Poco a poco empecé a construir material y pensar en un nombre; un nombre que identificase todo aquello que yo siento cuando bebo una copa de vino.

Como escritora quería traer un poco de poesía también a este site. Que la gente entrase no solamente con afán de buscar información si no también de divertirse. De ahí surgió la parabra Vinálogos, vino + diálogos. Fue con ella que todo ha empezado.

Poco a poco fui buscando páginas webs, buscando contenidos, buscando fotos que lo identificase. Fue en octubre noviembre que lancé la web en WordPress, pero ya con idea de tener un dominio. Y poco a poco, con ayuda de gente del trabajo, con gente de mi curso de la Cámara, y de otros amigos que empezamos a arrancar un proyecto real. Vinálogos pasó a tener dominio, después logo, después chapas, y ahora tarjetas de visita.

Vinálogos también paso a tener ilustraciones propias, realizadas para los posts que íbamos publicando. Después vino las páginas de Facebook, Pinterest, Google + y de Instagram que hoy poco a poco adquieren más y más fans.

A lo mejor nadie está interesado en este post, a lo mejor solo soy yo y mis ganas de contar esta historia. Pero creo también necesario agradecer a ti lector, que hace este sueño posibilidad todos los días. Tengo muchas y muchas ganas de que 2019 sea un año maravilloso para ti y que compartamos muchas copas de vino y muchos Vinálogos juntos. Lector, sin ti, Vinálogos no es posible. Por ello, tú más que nadie es lo que mantiene viva esta llama dentro de mí, que hace que cada día esté pensando en un post que os pueda motivar, algo que pueda compartir.

Os deseo un Feliz empiece de año. Que 2019 sea un año redondo, equilibrado, y con mucha personalidad; que puedas viajar mucho en busca de terroir diferentes y que puedas volver a casa listo para contar historias; y que estas sean siempre alrededor de una buena copa de vino.

¡Feliz 2019 y que Vinalogamos mucho!

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.