Diferencias entre las uvas Torrontés y curiosidades

Hemos comentado acerca de la Torrontés; una uva que se utiliza como referencia para un grupo de uvas blancas, todas pertenecientes al mismo grupo: el grupo de las Torrontés. Entre las más conocidas están la Torrontés Riojana, la Torrontés Sanjuanina y la Torrontés Mendocina.

Infográfico de Wine Folly

Diferencias organolépticas

La Torrontés Riojana, la que más destaca en Argentina, genera vinos blancos con alto nivel de acidez y muy aromáticos, con aromas similares a los de la uva Moscatel. Es un cruce natural entre la Muscat de Alejandría con la Criolla Chica, esta última llamada de Mission, en California.

La Torrontés Sanjuanina se encuentra más en la región argentina de San Juan y también en Chile. Comparada con la Torrontés Riojana tiene una menor intensidad aromática. La Torrontés Mendocina, que posee un número menor de viñedos, se encuentra más en la provincia de Río Negro. A diferencia de la Sanjuanina y la Riojana, es más delicada y no tiene los aromas similares a los de la uva Moscatel.

¿Cuál es la más plantada?

La Torrontés Riojana es la segunda uva blanca más plantada en Argentina, detrás de la variedad española Pedro Ximenez: 8.188 hectáreas contra 10.791. Lo que sorprende, en todo caso, es que el 45,8% de todo el cultivo de la Torrontés Riojana tiene sus raíces en Mendoza, mientras que La Rioja (Argentina) cuenta con 26,1% y Salta,  con 11,2%, apenas un poco más que San Juan que se queda con un honroso cuarto puesto.

 El nombre deriva de un error

Fue probablemente el naturalista Daimán Hudson – esto es lo que cuenta Vinomanos – quien la describió por primera vez en La Rioja allá a mediados del siglo XIX. Para entonces, ya era una variedad muy cultivada en el Valle de Famatina. Parece ser que Hudson, al estudiar en los manuales de la época qué uva podía ser, la encontró parecida a una española llamada Torrontés. Y como pasa con La Rioja Argentina y La Rioja Española, a falta de un buen nombre le puso el que tenía las mejores resonancias. Por eso, parece ser, que hoy se usa dicha toponimia para distinguirla: laTorrontés Riojana.

Eso puede explicar la confusión de su origen pero que aún sigue siendo una incógnita para mí.

¿Por qué tiene un aroma tan particular?

Como hemos dicho la Torrontés es extremadamente aromática, con un aroma a fruta muy particular, entre ellos, a limón, melocotón, cáscara de limón, y algunos toques florales como pétalos de rosa y geranios.

 La variedad es rica en unos compuestos específicos llamados terpenos. Parece ser que si la variedad madura al fresco o al calor, los terpenos evolucionan hacia su fase final –el aroma de la moscatel, combinado con el melón– o bien acentúan el perfume de cítricos frescos como lima, limón y pomelo rosado con una pizca de rosas.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.