Beaujolais, más que una región

Todos conocemos Borgoña, ¡¿verdad?! Bueno, eso creo. Difícil no conocerla para apasionado del vino. Vinálogos ha escrito acerca de ella y de su uva emblemática. Pero ocurre que la Borgoña es más que pinot noir. Y más que chardonnay. Es gamay, y también es Beaujolais.

Infográfico de Beaujolais

¿Dónde está Beaujolais?

Al sur de la Borgoña, al norte de Lyon, ahí está esta región poco conocida por los españoles, y quizás por mucha gente en el mundo. Ahí está Beaujolais, el baluarte de la gamay.

Es que no se puede hablar de gamay sin mencionar a Beaujolais, zona que produce el 75% del vino elaborado con gamay en el mundo.

Calidades diferentes

Lo que pasa con Beaujolais es que una gran parte de la producción se destina a vinos de baja calidad, etiquetados simplemente como «Beaujolais» o «Beaujolais Nouveau».

Sin embargo, la calidad aumenta con los vinos más elaborados. Estos vinos pueden envejecer y, a menudo, tendrán un carácter y sabor similar al tinto de Borgoña. Sorprendentemente, debido a estas diferencias de calidad de los vinos de Beaujolais, estos están tan subvalorados. Es decir,  se puede encontrar un buen Beaujolais por pocos euros más que el de baja calidad.

Beaujolais y Borgoña, ¡¿parecidos?!

Algunos Beaujolais, en particular Morgon y Moulin à Vent, suelen tener aromas y sabores más parecidos a un Borgoña elaborado con pinot noir. Además, los aromas se van asemejando más a medida que envejecen, a pesar de que están hechos exclusivamente de uvas gamay.

Elaboración

La elaboración de los buenos Beaujolais sigue aumentando.

Un Beaujolais para consumo temprano se vinifica rápidamente en depósitos sellados utilizando el métodos conocido por “maceración carbónica”. Esta técnica consisten en fermentar las uvas en un ambiente rico en dióxido de carbono, antes de estrujarlas. Los vinos más simples de gamay, fermentados a toda prisa y poco cuidados puede presentar aromas a goma o plátano.

Pero ocurre que cada vez más viticultores, especialmente los “Crus” de Beaujolais, vuelven a utilizar técnicas de sus antepasados, aportando mucho cuidado y esmero a la hora de elaborar sus vinos. Son vinos mucho más tradicionales, con más cuerpo y color, fermentados en depósitos de madera y envejecidos en pequeñas barricas. Su resultado es un vino de color mucho más profundo, con mucho más taninos y que se puede guardar unos cuantos años antes de ser degustado.

Estos vinos tienen buena acidez, una de las marcas registradas de la gamay pero también tienen color.

Confusión de conceptos

Mucha gente que conoce poco los Beaujolais suele decir que estos vinos no son buenos, son poco elaborados y hasta rancios en boca. Sin embargo, esta es una fama no del todo cierta. Lo cierto es que hay mucho vinos gamay de poca calidad, y esto hizo que los Beaujolais adquirieran mala fama por todo el mundo, contribuyendo a ser considerado un vino de baja calidad. Sin embargo hay vinos muy buenos en esta zona, y su cuidado en el cultivo y en la elaboración está aumentando drásticamente.

Hoy por hoy, es posible encontrar en el mercado internacional ejemplos de vinos excelentes, de medio cuerpo, refrescantes, afrutados y con sabor profundo.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.